Mi Culpa

diciembre 22, 2007 at 10:29 pm (General)

Sufrí al enterarme lo que mi otro yo había hecho, llore por la perdida de lo que nunca había sido mío la culpa que sentía la matice de azul para confundirla con el cielo pero creí que Dios la encontraría fácilmente y después de tanto buscar el lugar ideal la enterré en el jardín a la sombra de un hogar donde suelen ir a orinar los gatos.

Trate de disimular pero hasta la luna supo todas las cosas revueltas que daban vueltas en mi, y sin preguntarme entendió las palabras que ni siquiera me atrevo a decir. No pude dormir, ella quedo ahí navegando en el mar de mi imaginación, pensando que hubiera ocurrido si mis impulsos me hubieran ganado.

Tenia que buscarla, tenía que explicarle lo que siento y lo que odio sentir por mi mala cabeza….

Destape una botella de vino, encendí un cigarro y calle al silencio con una buena canción del viejo Silvio, que me hacia olvidarla pero al mismo tiempo recordarla. “…ojalá pase algo que te borre de pronto, una luz cegadora un disparo de nieve, ojalá por lo menos que me lleve la muerte…”

Me decidí a buscarla, no puedo negarlo me moría de miedo pero era necesario, tenia que verla a los ojos y descubrir si me odiaba o me seguía queriendo. La busque por todos lados y no había rastro de sus pasos, el aire dejo de oler a ella, y temía que se hubiera marchado para siempre.

Pasaron más de 40 días y 100 noches antes de volver a verla. No sabia que hacer me convertí en un fantasma, en un asunto no concluido, quería correr y decirle que la quería más que aquella noche.

Minutos después ya la tenía frente a mí, en sus ojos vi el reflejo de mi sombra, el trayecto de mi memoria se contuvo al escuchar su voz. No me juzgo, no me culpo, ni yo a ella, así que terminamos culpando a la humedad, nos encontrábamos en la frágil frontera que separa el compartir confidencias de invadir lo mas intimo. Le pedí perdón por querer comprenderla y no poder comprender, pero lo que ella no sabía es que sin ser nada, aquel momento se convirtió en todo.

Caminamos por un tiempo perdido no sé si horas, días, o segundos, al estar junto a ella no existía nada salvo la certeza del dolor, el dolor de verla lejos de mi, aunque nunca fue mía.

El sol se fue ocultando y la luna corrió a ocupar su lugar, el viento soplo pero hoy no fue por nosotros ¿entonces por quien? En ese momento se comenzó a velar la historia de lo que fue y lo que no será. Quería llorar de rabia y me estaba muriendo de amor.

Sé tenia que marchar y esta vez para siempre, pero no quedara ningún mar abierto. Prometo olvidarte – le dije -, pero si por casualidad oigo que estas en la ciudad y alguien nos presenta alguna vez entonces daré a entender lo que es cierto, aún te quiero y nunca te he dejado de querer.

Me abandono a mi suerte, pero aún persiste en mí el deseo insano aquel que vuelve a entrar a mi cuerpo en dosis de veneno. Ella es un misterio, pero aunque Dios y el Diablo no me perdonen, yo la seguiré amando, no me importa sufrir, llorar o que me culpen.

LAURA

01-04 octubre 2006.

Anuncios

1 comentario

  1. MIYAGUI said,

    MUY BIEN TU BLOG MI QUERIDA AMIGA LAURA TE LA RIFAS CAÑON TKM OK ? TE DESEO LO MEJOR EN ESTA NAVIDAD Y Q TENGAS UN PROSPERO 2008…

    ATT MIYAGUI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: