Azucena “Una Niña Angelical”

abril 20, 2010 at 12:17 am (Mis escritos) (, , , , , , , , , )

Azucena… Es una niña como ninguna, corre, va, viene nunca deja de andar sube, baja, se cae pero siempre se levanta, pareciera que dentro de ese cuerpecito hay  mil caballos llenos de fuerza.

Recorre los jardines saboreando con sus manos el dulce verde de los arbustos, sueña con castillos llenos de dragones y princesas, usa lo que este a su alcance para hacer maravillas, crea, deshace, su imaginación no tiene límites.  Nada la detiene…

Las golosinas son su comida favorita, sus manos pegajosas la delatan ante cualquiera pero no mas que su boca manchada del dulce que salió junto con su saliva. Cambiaria su muñeca preferida por una bolsa grande de bombones, aunque se le peguen en los dientes, pero esta sensación le encanta, abrir -cerrar  y chasquear las muelas hasta que cualquier residuo desaparezca. Y por todo esto su lugar menos preferido es la silla del dentista.

Es una niña hecha ángel o un ángel hecho niña, es lo mismo pero no es igual-es igual pero no es lo mismo, en su espalda corre su cabello negro y lacio como una cascada, aunque al finalizar el día parece que un huracán se adueña de su hermoso cabello.

Es la niña más santa del mundo, cuando sonríe alumbra todo lo que hay a su alrededor, no hay cosa que se le escape, todo el día hace bromas, es tan curiosa como un gatito pregunta lo impreguntable, parece saber todo y solo pregunta para meterte en líos y si no le contestas, responde con un genial ¡NO SABE, NO SABE! Y ríe a carcajadas, puras, limpias maravillosas. En momentos se queda quieta como una muñeca de porcelana pero de nuevo sus ocurrencias se adueñan del ambiente, Azucena ¿Qué haces? Papando moscas contesta… Y vuelve a carcajearse.

Es la niña con los ojos más hermosos del mundo, irradian una luz poderosa, infinita, inexplicable. Pero hay algo que la hace diferente además de su belleza, Azucena nunca ha conocido la luz, no sabe de qué color es el cielo, no ha visto nunca de qué color son sus bombones favoritos, mucho menos se ha visto su cara de ángel y su cabello lacio como cascada. Ella es invidente del cuerpo, pero no del alma. Sus ojos del alma son más poderosos, más brillantes, y hacen ver a cualquier humano como un ciego total.

Azucena, muéstrame el universo desde tus ojos, enséñame que no necesito mirar para darme cuenta de lo bello que es vivir. Sigue siendo la niña maravillosa que eres, nunca borres esa sonrisa interminable, sigue saboreando con tus manos la dulzura de esta vida, que a pesar de loca y sorpresiva, aún cuenta con niños como tú. Gracias Azucena.

Laura.

20-Abril-2010

(Azucena es una niña invidente que conocí hace más de 2 años Gracias a mi prima Nora, fue la primera y la última vez que la vi, pero su fuerza, su alegría  y sus ganas de vivir a pesar de ser una niña especial,  me la dejaron clava en la memoria y en el alma para siempre, esto es para ella, ojala algún día en algún lugar, en algún momento pueda volver a estar con ella y por qué no, que lea con sus propios ojos,  estas líneas que escribí para ella, donde quiera que estés Azucena, deseo de todo corazón que sigas siendo la maravilla que eras cuando te conocí, Dios te bendice siempre, niña angelical.)

Anuncios

Permalink 1 comentario