¡FELICES 38, U2!

septiembre 27, 2014 at 3:17 am (Mis escritos) (, , , , , )

El 25 de septiembre de 1976 nace oficialmente en Dublín Irlanda una de las bandas contemporáneas más importantes en la historia de la música; cualquier cosa que pueda escribir en estos momentos se reduciría a nada, son de esas bandas a las que se les ama y a veces cuando sacan discos maaaaalos como el que sacaron de regalo con la presentación del iPhone 6, se les odia. Más la primera,siempre, que la segunda.

Se podrían escribir miles de ensayos, notas, libros, y hasta biblias de todo lo que la banda ha provocado fuera y dentro de los escenarios, sus lados filantrópicos y políticos, liderados también por Bono, en fin cada quién tendrá una opinión de lo que la banda ha provocado no solo en la historia, sino en su vida.

A mi… a mi me marcaron de una forma de la que ya no hay retorno, me hicieron conocer el amor y el dolor más grande desde la que es para mi la canción de mi vida, la number one del soundtrack de mi historia, esa canción que lo dice todo, aunque en el fondo no explique absolutamente nada si a fin de cuentas cada quién sabe porqué una canción lo conmueve, emociona y hasta transforma.

«With or Without You» Es la tercera canción de su álbum de 1987 The Joshua Tree, fue lanzada como el primer sencillo del álbum el 21 de marzo de 1987, convirtiendose de esta manera en el primer sencillo de U2 en alcanzar el n.º1 en Estados Unidos, donde permaneció durante un plazo de tres semanas.

Y me recuerdo absolutamente esclavizada a esa canción, como en trance, oyéndola una y otra vez aquella como si se tratara de un mantra, “… no puedo vivir, con o sin ti no puedo vivir…”

Pero sin duda alguna el momento cumbre, el momento que los tatuó en mi vida, en mi corazón y en mi mente fue ese 11 de Mayo del 2011 en ese concierto en el que todo cambio, donde todo se transformo y que pude retorcerme (literalmente) acompañando a Bono gritando ‘…with or without you… with or witout you… I can’t live with or with you…’, el hombre lloraba y cien mil personas en ese Estadio Azteca a reventar, llorábamos con él.

A la letra de esta canción le sobrevuela, junto con el dolor explícito, un halo de misterio que es prudente respetar y que también se identifica (o puede hacerlo) con nuestros propios misterios, con aquellos dolores, tristezas o incluso acertijos que preferimos no revelar.

“Yeah, we’ll shine like stars in the summer night… We’ll shine like stars in the winter light… One heart, one hope, one love…”

(No se encuentra en la grabación original, pero en algunos conciertos la banda lo agrego como coda y desenlace después del desgarrante solo de guitarra de The Edge).

Gracias U2, por que ahora ya sé que me voy a acordar de ustedes por todo el resto de esta y las siguientes diez vidas. Feliz Cumpleaños.

-Lau-

@lauchak

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Hay un México que no vemos

septiembre 17, 2014 at 1:10 am (De vivir, Filosofando con los dedos, General, Mis escritos) (, , , , , , , , , , )

Tengo la bendita fortuna de tener muchos amigos extranjeros que admiran la belleza infinita de este país y de su gente, tengo un hermano adoptivo que lleva la mitad de su vida viviendo aquí y tiene más fe por este país que unos cuantos, es más compartí 9 años de mi vida con un argentino que se siente más orgulloso y agradecido infinitamente con la vida de haber escogido a México como su segunda casa.

Hay un México que no vemos y que todo aquel que viene de afuera queda maravillado, que hasta cuando lo platican dudo que hablen del mismo país, pero cuando volteo y quito las quejas, los paradigmas y todo aquello que para bien o para mal no esta en mis manos resolver, puedo admirar lo que los otros ven por que no están sumergidos en el juicio que parece automático de un Mexicano por su propio país.

Hay un México que habría que voltear a ver más seguido para llenarnos de orgullo; ese México, el de la comida exquisita y maravillosa, el de los aromas, el de los colores, el de la música que endulza la vida, el del mariachi, el tequila y el mezcal, el de los paisajes pintados por la manos de Dios, el de la gente que no se raja, el de la gente trabajadora, el de la familia, el México que adopta, el que es fuerte, el que sonríe, el que ayuda cuando sus hermanos son afectados por la naturaleza (carajo, por que si lo hacemos ahí, no lo hacemos día a día, con el de a lado), el México que aguanta firme, valiente, pero que también se cansa.

Hay cosas que no están en nuestras manos resolver pero la mayoría sí, todo aquello que tenga que ver con nuestros valores y nuestros principios como la honestidad, la congruencia, el respeto, etc. Todo eso si depende de nosotros, no del gobierno, no del de a lado. Sino de tu actitud y convicción por la vida. Con siquiera saludar cuando sales a la calle o sonreír, tan simple como eso.

Hoy es un buen día como dice Fernando Delgadillo para recordar ese México bueno, para hablar bien de él (De lo malo hablamos siempre, de lo malo nos quejamos siempre, por eso también atraemos todo lo malo, ley de atracción le dicen. ). Por que sí, aunque nos cueste a veces reconocerlo y más en estos tiempos si hay y tiene muchas cosas buenas, simplemente por que aquí hay y vive mucha gente buena, que es la mayoría.

YO si me siento orgullosa de haber nacido aquí, en la misma tierra de mis padres y mis abuelos y me siento más orgullosa de heredarle una nación maravillosa a mi hijo, me siento orgullosa de ser de ese lugar en el que se gestaron culturas increíbles y místicas, de haber nacido en la misma tierra de una Frida Kahlo, de un Diego Rivera, de un Siqueiros, del Huapango de Moncayo, de un Tamayo, de un José Alfredo Jiménez, de un Agustín Lara, de una María Félix, de un Sabines, de un Octavio Paz, de un Monsiváis, y de tanto, tanto mexicano talentoso y que podía pasarme el día entero escribiendo de ellos.

Hoy BENDIGO y festejo a ese México, al bueno, al digno, al de las oportunidades, al que recibe a sus hermanos extranjeros con los brazos abiertos, los abraza y les da cobijo y cientos de oportunidades.

Hoy honro al México libre, pero no de esa de la libertad de la que se habla en la constitución, sino la libertad y libre albedrío que cada uno tiene para ELEGIR lo mejor para si y los suyos, obviamente desde una actitud proactiva y no reactiva y con la única regla de oro, de no hacerle daño a nadie, nunca. O de no joder hablando en criollo.

Festejo al México del amor y los boleros, al de los desamores de esos que canta Chavela Vargas, al México de José Alfredo en donde la vida no vale nada, pero que lo vale todo, al México del boulevard de los sueños rotos donde como bien Sabina dijo hay un tequila por cada duda, al México que canta y no llora, al México lindo y querido que inmortalizara Jorge Negrete y escribiera Chuco Monge, al de la fe inquebrantable a su morenita, al México bondadoso, al entregado, al unido, al que corre y jala para el mismo lado, cuando quiere obvio, pero que lo ha demostrado como en aquel terremoto.

Me siento orgullosa de decir SOY MEXICANA y que un día corriendo allá en el extranjero y con mi bandera en mano, la gente identificara inmediatamente el lugar del que venía y aunque no dijeran mi nombre con solo escuchar el GO MEXICO!, se me enchinaba la piel y el corazón me reventaba de orgullo.

Previo a correr el Maratón Chicago 2013

Previo a correr el Maratón Chicago 2013

FELIZ CUMPLEAÑOS MÉXICO, GRACIAS POR TODO Y PERDÓN POR TODO. Y sí, ¡VIVA MÉXICO CABRONES!

Gracias por dejarme nacer en tu bendita tierra.
Dios te bendiga.

Laura.

Permalink Dejar un comentario