Kilómetros, una canción para ocasión. #HappyRunningDay

junio 3, 2015 at 9:52 pm (correr, General, Mis escritos) (, , , , , , , )

Dicen que para cada sentimiento, cada emoción y cada ocasión hay una canción, yo tengo la mía, mi power song de cabecera para uno de mis grandes amores, el que saca lo peor y lo mejor de mi, el que me enseño que si quiero,trabajo, me enfoco y me entrego de cuerpo y alma puedo conseguir todo lo que me proponga en las carreras y en la vida, para “el maratón” y por ende para “correr”.

Aunque en esta ocasión no importa la cantidad sino el valor de cada “kilómetro” porque rápido o lento cada uno te enseña algo diferente, porque rápido o lento cuando te decides a cruzar la línea del sedentarismo, automáticamente te vuelves “corredor”, porque cada uno te vuelve mas fuerte y te lleva a convertirte a la mejor versión de ti mismo, porque te lleva del dolor al orgullo, de las mentadas de madre a los gritos de emoción, de las lágrimas a la alegría total.

Y hoy que es el “día del corredor” se las regalo, aunque para aquel que corre cada día es especial, cada día se festeja la vida con zancadas y con el corazón a mil por hora.

Feliz día locos que corren, el mundo es un mundo mejor por su coraje, por su entrega, por su pasión y convicción.

…que hay gente que nunca va a entender porque, tantos kilómetros yo recorrí por vos será que todavía me hace feliz hay tantas cosas que se pueden complicar pero antes muerto que dejar de soñar…

Y recuerden que aquí se vive como se corre, un día a la vez, un kilómetro a la vez. 

Lau.

Anuncios

Permalink 1 comentario

La porra las saluda… en el 21K Nike Women’s 2015

abril 29, 2015 at 11:57 pm (correr, De vivir, Filosofando con los dedos, Mis escritos) (, , , , , , , , , , , )

Las he corrido, las he organizado, pero lamento mucho no haberme dado el permiso antes de vivir una carrera detrás de la valla, en los 3 casos las sensaciones son completamente diferentes y sin duda las tres me fascinan, así como en un estadio de fútbol se vive un partido totalmente diferente en la cancha y otro en las gradas, en las carreras pasa exactamente lo mismo.

Son casi tres años que corrí mi primer carrera y mi prioridad y centro de atención siempre había sido yo, así que se dio la oportunidad de dejar de serlo y poner más atención en todo lo que pasa a fuera, a dentro, en el aire, en el piso, de respirar de otra forma, de ver con otros ojos, de sentir con otra emoción; por ahí dicen que hay que darle más importancia a los detalles y eso me dedique a hacer el pasado Domingo  en el “Nike women’s half marathon México City 2015” y el resultado fue increíble, sobre todo lleno de aprendizaje, fue un mega shoot de energía, de buena vibra, de ánimo y de esperanza para mi alma corredora que se encuentra en stand by.

Levantarme temprano un Domingo para ir a una carrera ya era algo que extrañaba mucho. ¿Madrugar en Domingo para ir a correr? ¡Que hueva! –Dicen algunos-  pero ¿Levantarte, para ir a echar porras a alguien que ni siquiera es de tu familia? –No manches Laura, es de enfermos locos-. Más que tomarlo como insulto, solo sonrío y lo tomo como el más grande de los halagos, porque he llegado a la conclusión que sí, estoy loca y bendito Dios ya no tengo remedio; el ritual previo esta vez fue muy distinto, porque también viviría la carrera con mi persona favorita en el mundo, el que nunca se quejó por levantarlo temprano, jajaja, al contrario, estaba igual de emocionado. Mención y aplauso especial para él, es el mejor pacer del mundo, hasta para echar porras.

10417553_990342931010559_8428875220086207834_n

Y así llegamos… Nos encontramos con Fer, pasamos por Fabi y Miriam, nos perdimos un poquito y llegamos a la esquina del ángel de la independencia, que ahí estaba, resguardando como siempre la avenida Reforma, vestido de gala con un azul que lo hace lucir radiante, majestuoso como siempre, feliz (creo yo) de poder admirar la belleza de miles de mujeres enfundadas en tenis y lycras; fotos, calentamiento del equipo GM, abrazos, fotos, de todo eso y más fue testigo el guardián de Reforma.

La marea rosa se comenzó a formar, como un huracán citadino, como un huracán contenido y apunto de arrojar toda su furia en forma de miles de zancadas, de miles de respiraciones aceleradas, de miles de corazones a punto de salirse del pecho, en miles de sonrisas, de gritos, RP’s rotos, de rp’s nuevos, de victorias, de aprendizaje (jamás fracasos), de nuevas medio maratonistas y sí… hasta de mentadas de madre ahí por el km 17-18 (¿díganme si miento?).

                          11198474_10206177097883835_1138178872_n 11208897_10206177098683855_1003951790_n

Minutos antes de las 7:00am comenzaba el calentamiento y la emoción “in crescendo” como dicen los italianos, el himno nacional no se hizo esperar, un vídeo – audio muy emotivo que compartió Nike, del cual solo me grabe la última frase “Solas somos fuertes, pero juntas somos invencibles” y las miles de caritas con los ojos brillantes, muertas de emoción y nervios; como si supieran que del otro lado de la meta las esperaba (no una medalla entregada por un hombre guapo) sino una mejor versión de sí mismas, más completas, más libres, más fuertes, más plenas; dónde por fin se iban a dar cuenta (si era su primer medio) y recordarían (si era el segundo, o quinto, o décimo) que no hay imposibles, que los límites son un cuento barato que algún mediocre invento para justificarse, para recordar que si se cree algo, se desea y se trabaja, también se cumple. Me faltarían palabras suficientes que encajen con las descripición de cada una de esas 5000 miradas llenas de sueños, pero sin duda ver tanta mujer  junta, haciéndose notar y literal parando tráfico de una de las Ciudades más grades del mundo, es de las cosas más reconfortantes que puede haber en un país tan machista como tristemente es México.

Y arrancaron y yo, yo me llenaba de emoción, quería saltarme la valla y salir corriendo junto con ellas, pero solo me contuve a gritar ¡vamos! ¡Venga! ¡Con todo! cuando las casi 5000 mujeres pasaron frente a mí, solo una reacción tuvieron mis ojos y fue la de llorar, de emoción y sí aunque dije que no me iba a volver a quejar, también de frustración al preguntarme ¿Cuándo volveré a estar de aquél lado? Cerré los ojos, sacudí mis ideas y me dediqué mejor a disfrutar; ya habrá tiempo, carreras hay de sobra, ya no te dramatices, -me dije-.

Y así Fer, Matías y yo nos cruzamos la avenida, arriesgamos nuestra vida al colgarnos de una malla para verlas pasar por segunda vez y el grito de ánimo a las caras conocidas no se hizo esperar, algunas volteaban, otras sonreían, otras mandaban besos, y otras ni se enteraban por venir escuchando música (¡benditos audífonos!, respeto a los que escuchan música mientras corren, pero los invito a que vivan la carrera sin ellos, verán que es una cosa completamente maravillosa y diferente, hay muchas cosas de las cuales nos perdemos, pero la más importantes es que escuchas a tu cuerpo mejor música que esa no puede haber, tus latidos, tus pisadas, y con ello aprendes a conocerte mejor y por ende a correr mejor.)

11210301_10206177107204068_951445823_n

Ya que habían emprendido su camino fuimos por  provisiones a un oxxo,  para luego colocarnos de nuevo en el mejor punto para recibirlas como se debe, y así con un tiempo de 1:24:56 cruzaba la meta la primera, (Karina Pérez, ganadora también del Maratón CDMX 2010) con un paso envidiable y con casi 5 minutos, sí, 5 MINUTOS de ventaja del segundo lugar, más de 1km, admiración y envidia de la buena.

Y yo solo me puse a gritar, a gritar y a gritar, a las que conocía y a las que no conocía también, los nombres en los números ayudaban mucho, no es lo mismo escuchar un grito global que uno que lleve explicito tú nombre, había algunas que en la cara ya se les reflejaba el cansancio y es impresionante como con un solo grito de ¡Vamos (su nombre),ya llegaste, carajo!, sale el Usain Bolt que todos llevamos dentro (bueno, no tanto pero sí) y podemos cerrar con un super sprint y una sonrisa, de esas que no sabes de donde te salieron las fuerzas, algunas volteaban, agradecían con una sonrisa, con un grito, con un dedo pulgar arriba y seguían su camino hacia su propia victoria, me hubiera gustado saber qué era lo que pasaba por la mente de cada una de las corredoras después de haber corrido más de 20kms y apenas a unos metros de la meta, por lo regular a mí se me pone la mente en blanco y solo quiero cruzar.

Fueron muchas emociones encontradas y perdidas, pero sin duda lo que más emociono fue el abrazo de mi amiga Fabiola (mi pacer en distancias maratonianas) después de que cruzó la meta y que en ese abrazo me haya dicho. “Siempre dedicas kms y carreras, pero hoy esta y muchos de estos kms fueron por ti, para que te recuperes pronto, porque ya quiero que regreses a correr” y pues nada, la abrace fuerte y lo único que pude hacer fue llorar, ¡Gracias amiga! –le dije-, creo que no tiene un gramo de idea de lo que ese gesto significo para mí.

Amé ver caras nuevas, ver caras conocidas, volver a saludar a gente que hace mucho no venía y que siempre es un gusto saludar, pero amé más y agradecí en demasía los ánimos para volver a regresar a correr pronto, la buena vibra y los abrazos; ser mujer de por sí ya es un orgullo, que muchas de esas mujeres estén comprometidas con su propia vida y entreguen todo lo que son para beneficio de las demás es un regalo especial, pero saber que muchas de esas mujeres son tus amigas no tiene precio, como  la creadora de #SoyCorredora Sonia Chávez  que ha sido una pieza importante en mi vida runner y lo sabe, hay cosas que siempre voy a agradecer y una de ellas es que los kms me la hayan puesto en el camino, a mi guapísima Elena Aguilar que es referente en materia deportiva en Jalisco y que me ha dado cátedra de pasión al deporte, aparte de ser una tipaza.

11195293_10206177101803933_1804554944_n

Ara Ruiz, Elena Aguilar, Sonia Chávez, #beberuner, su servidora y mi Fabi.

Sin duda la porra en las carreras, en los partidos de soccer, de americano o de cualquier deporte una pieza importante, nada sería lo mismo sin ellos, así que desde hoy mi admiración doble, porque soportan frío, porque soportan calor, porque soportan hasta hambre; por su emoción al ver pasar a sus familiares, por sus lágrimas de orgullo, el Domingo los vi y los viví de cerca, niños emocionados al ver pasar a sus mamás, esposos y novios orgullosos de sus parejas, el Domingo a una chica hasta le pidieron matrimonio terminando de cruzar la meta, y obviamente amigos al pie del cañón por sus amigos. 

Al final cerramos con un desayuno riquísimo en Fonda Garufa, la misión se había cumplido, divertirse, disfrutar, aprender, recordar; hay muchas cosas que le tengo que agradecer a la lesión y una de ellas es que estaba vez me haya dejado vivir una carrera siendo porra,  porque si no hubiera sido por ella, muy difícilmente hubiera sucedido.

11169001_10206177105004013_419717627_n

en Fonda Garufa

Gracias corredoras por atreverse a adoptar un nuevo estilo de vida apartir de los kms, gracias por amarse a sí mismas, gracias mujeres por demostrar que el sexo débil no existe, que es más débil aquél que no se atreve a vivir sus sueños, el que no se atreve a ir más allá, el que no se atreve a transcender. Gracias por inyectarle mucha buena vibra a estar corredora. Pero sobre todo GRACIAS por volverme a recordar que se vive como se corre, “un día a la vez y un kilómetro a la vez”.

11208891_10206177099883885_1570636255_n

Y como dice Soda, “me verás volver (correr) por la ciudad de la furia” ❤

Laura Jiménez. 

@lauchak 

Permalink 1 comentario

Mi 1er Maratón de ensueño (Maratón Lala 2013)

marzo 11, 2013 at 2:25 pm (correr, General, Mis escritos) (, , , , )

El pasado domingo 3 de marzo del 2013 tuve la bendición, la oportunidad y el orgullo de convertirme y graduarme como “Maratonista”. Gracias al apoyo de mucha gente y de Fundación EDI.

Si hace un año alguien me hubiera  dicho que yo iba poder cruzar los 42.125kms lo hubiera tratado literalmente de loco, como yo una mujer con sobre peso, que tuvo una vida sedentaria por años, que fumaba, que tomaba iba a poder correr 42.125kms en menos de 4 horas, ¿Cómo? Y pues bueno, así fue, exactamente 9 meses después de mi primer carrera (Carrera Bonafont  Mayo 2012) SI! 9 meses 40 semanas exactamente, se gesto como un bebé, como mi bebé, no creo en las casualidades ni siquiera en las coincidencias, cada paso que di, cada cosa que hice, cada zancada, cada gota de sudor, cada entrenamiento, cada persona que me cruce en el camino, cada acción me llevo a poder cruzar la meta de  mi primer Maratón (Maratón Internacional Lala-Marzo 2013)

Esos 9 meses se resumieron en 42,125kms, en 3:53:19 horas, en miles de zancadas, en cientos de gotas de sudor, en más de una docena de gritos de dolor, de alegría, de satisfacción, en sonrisas invaluables antes,durante y después del Maratón, en apoyos, en muestras de cariñon, fue el renacer más increíble de todos, el que me confirmo que cuando SE QUIERE – SE PUEDE.

Cuando decidí que quería hacer el maratón más de uno me tacho de loca, no llevas ni un año corriendo y ya quieres correr un maratón? –Si, loca siempre he estado, así que  un poquito más de locura no creo que me haga daño, quizá por eso corro, quizá por eso soy corredora-. Después de varias carreras de 5km, de 10km y habiendo organizado una carrera con causa de 5kms en mi pueblo “San Juan Atlamica”, después de eso lo decidí, será el Maratón Lala, obviamente sin pasar antes por un Medio Maratón, que no se me quería dar, primero sería el Medio de Mazatlán, después Veracruz que lo cancele por cuestiones familiares, fue el Medio Maratón de Guadalajara el que me vio por primera vez en un Medio Maratón, si, otra vez la locura, corrí mi 1er Medio 15 días antes de mi Primer Maratón.

Así fue como contacte a Fernando Salazar el que no solo se convertiría en mi entrenador, sino también en mi amigo y cómplice en esta nueva aventura.  Y comenzaron los entrenamientos, cada semana llegaba uno nuevo, cada semana puse a prueba mis propios límites, cada uno me obligaba a salir de mi zona de confort, la largas distancias los Domingos nunca bajaron de 18 kms, hasta la máxima que fue de 32kms y un entrenamiento no anunciado.

Durante esos casi 3 meses de entrenamientos la vida me sorprendió con la muerte de mi abuelita adorada, mi Goyita del alma, no fue nada fácil, había decidido cancelar todo, no quería correr mientras no supiera que iba a pasar con mi abuelita, no quería despegarme de ella, pero  un día 3 o 4 antes de que falleciera me dijo. – Lau, quiero que corras ese Maratón, no se cómo, pero yo lo voy a correr contigo, mis piernas van a ser tus piernas, lo vamos a correr juntas, ahí  voy a estar-. Lo prometió y lo cumplió ahí estuvo y siempre va a estar.

Sin duda correr y entrenar para el maratón fue la mejor de las terapias, la mejor forma de poder canalizar mis dolores, mis alegrías, mis tristezas, todo aquello salió corriendo bendita bendición  y si, fue por ella, por mí, por cada una de las personas que han estado conmigo desde que comencé a correr, la Fundación EDI fue pieza importante para cumplir este sueño, por su apoyo y patrocinio, ellos ya también habían patrocinado la carrera de 5kms que organice a fin de año en San Juan Atlamica.

Llego el día de partir hacia Torreón, ya no había marcha atrás, ya no me podía rajar (tampoco quería), puntuales los “Addict Runners” amigos y hermanos corredores de la bellísma ciudad de Puebla, pasaron por mi para emprender el viaje a la que sería la aventura más grande, temida y alegre de mi vida, 14 horas de viaje por carretera, cruzando las carreteras del país, kms compartidos, llenos de películas, de música en mi ipod, de libros, de paisajes y de sueño con el que se duerme y con el que se vive.

Las 14 horas  valieron totalmente la pena, desayunamos, y fuimos a l entrega de paquetes que estaba justo enfrente del hotel, ahí bailamos, cantamos, ahí me convertí en Poblana por un día, ahí disfrute de la hermandad y buena vibra del equipo, ¿Quién dijo que correr no es un deporte de equipo, quién?, salimos felices y con una mochila que nos dieron en el paquete llena de sueños, de rps por romper, hasta fuimos entrevistados por una estación de radio de Torreón, que transmitía afuera el Gimnasio del Tec. Después fuimos a descansar un rato para por la tarde hacer nuestro último entrenamiento, un trote de 25 minutos por la calles aledañas al hotel, terminamos, estiramos y ahora si, no había marcha atrás, ya no, estaba a menos de 12 horas de conquistar una meta, de conquistarme a mi misma, de volver a nacer, de convertirme en plenitud.

IMG_3738

Creo que no pegue ojo en toda la noche, el tiempo parecía avanzar lento, lento, lento. Por fin, 5:00am sonó el despertador, todo estaba casi listo, tenis, pants, playera, chip,número y la foto de  mi abuelita la única persona que no me soltaría y me acompañaría durante todo el maratón, salimos de la habitación junto con mi amiga y hermanita Lu, el camión ya nos esperaba,  estaba a minutos de comenzar, a minutos, solo minutos, trate de desconectarme por uno minutos, para llevar a cabo mi ritual previo a cualquier carrera, no es nada raro es solo escuchar una de las canciones que más emociones me provoca, que me inspira, que me tranquiliza, que me regresa a mi centro a mi espacio, al aquí y al ahora “Standing In Motion de Yanni” hay estudios que aseguran que esta melodía tiene los mismos efectos que cualquier sinfonía de Mozart, es bendita y maravillosa pues.

Llegamos aproximadamente a las 6:30am, el maratón arrancaba a las 7:00am solo faltaba media hora, sin duda la más larga de mi vida, ahí nos tomamos algunas fotos con los AddicitRunners y con mi otro gran equipo los TwitterRunners, moríamos poquito de frío, algunos conservaban el calor dentro de bolsas de plástico y otros sentíamos en cada poro de la piel el frió, ese que cala, pero era más el calor del corazón y ayudaba a contrarrestar.

IMG_3740

De apoco nos fueron pasando a los corrales de salida, la emoción iba aumentando, la pasión se iba desbordando, dimos el conteo y arrancamos ¡POR FIN! Los kms fueron avanzando, la emoción iba creciendo y los nervios desapareciendo, mi amigo Armando me acompaño en los primeros 15kms cosa que agradezco mucho porque me ayudo a mantener un ritmo tranquilo y no querer salir disparada cual Speedy Gonzales.

Todo el recorrido fue maravilloso, no solo por que la ruta fue casi completamente plana sino por la gente de la Comarca Lagunera, que hizo y hace del Maratón Lala una tremenda e increíble fiesta, en cada kilometro había una porra, todos disfrazados y con su propio perfomance, pero sin duda lo que más me enamoro de Torreón-Gómez Palacio y Lerdo fue su gente, no hubo 1 metro de esos  42mil que no hubiera una persona, desde los más humildes regalándote sonrisas, aplausos y ánimos hasta los de mejor posición que te daban naranjas, chocolates, dulces, aguas, coca-cola, sin duda Torreón merece paz por que es gente de tierra muy buena.

IMG_3742

Todo transcurrí en orden, sin duda nunca había disfrutado tanto correr, por el km 22 las piernas empezaron a pesarme y un dolor en la espalda baja me empezó a molestar, sentía como los huesos de mi espalda hacían contacto en cada paso, -no siento, no duele, no estén molestando- me repetía para que ya no doliera, ahí me encontré con mi amiga Caro, que me acompaño hasta el km 32-33, sus porras, su ánimo y su sonrisa fueron muchísima mejor dosis de energía que cualquier isotónico que hubiera podido consumir.

Km 35 la “pared” le dicen, gracias a Dios nunca la ví, lo tope de frente para que supiera que al menos conmigo no iba a poder, y aunque las piernas cada vez dolían no iba a parar, adiós km 35! Sonreí, y seguí.

IMG_3588

 Faltaban 6, los más largos 6kms de mi vida, los que más dolieron, los que mas sufrí pero también los que más disfrute, los que me demostraron que lo quemanda es el corazón y no la mente, sabía que iba bien, que iba 3 minutos abajo del tiempo que el coach me había dicho y no deje de apretar, pasando el km 37 un señor  fuera de su casa tenía una mesa con envases de coca-cola, los que me conocen saben que no tomo refresco, pero se veía tan deliciosa y me hacía tanta falta que tome uno de los vasitos que estaba repartiendo con sus manos , lo bebí, no voy a decir mucho solo que esa coca-cola literal, me supo A GLORIA, azúcar pura, justo lo que necesitba para cerrar.

En el km 38 y medio me encontré a una de las personas que más me ha inspirado, mi querida Araiz, ¿coincidencia? No, Dios-cidencia diría yo, ella fue una de las culpables para que yo me animara a correr (luego les cuento la historia) y  encontrarla entre 4500 corredores fue algo padrísimo, quién mejor ella para acompañarme en esos últimos kilómetros. –Venga amiga- dile a tus piernas que si ya llegaron hasta acá no les vas a dar permiso de parar, que se aguanten, me dijo y ahí le seguimos.

Justo cuando faltaban 2 kilometros y los 195metros me voltea a ver y me dice –Lau, faltan 2 DEDÍCALOS  Casi lloro, voltee al cielo apreté la foto de mi abuelita y dije, -por mi, por ella, por mis hombres, por mi familia, por mi causa, por todos, 2 más, con todo-. Ahí apretamos un poco el paso, y la lagrimas comenzaban a aparecer.  Y el último letrero apareció 195 metros,  entramos a la última vuelta la gente aplaudía, gritaba, pasamos el letrero entramos al área de las gradas y casi al mismo tiempo gritamos ¡VENGA TORREÓN¡ Y si, Torreón exploto, cierre de ensueño, mejor no pudo estar, di lo último que traía, las piernas ya no las sentía, cruce (cruzamos) la meta, 3:55:10 marco el reloj como tiempo extraoficial. SI! Menos de 4 horas en mi primer maratón, una mano al cielo, otra a la foto de mi abuelita la mejor pacer que pude tener.

IMG_3745

Pare, las piernas se doblan, y ahí Ara y yo nos volteamos a ver, bien hecho amiga! Nos abrazamos, nos tomamos unas fotos y ahí mi tía y mi prima me gritaron –Lau, felicidades lo lograste, llegaste a la meta con Goyita- como pude (no podía ni caminar) las fui a saludar, ellas hicieron presente en el Maratón a toda mi familia, primero en el km22, luego en el 31 y desde luego en la meta.

Y a lo que seguía, lo primero que hice fue buscar hielo, sentía que los músculos de las piernas se abrían, tome unos trozos de las hieleras y comencé a pasarlos por mis piernas así arriba del pants, lo siento ahí no había de otra, caminamos hasta donde entregaban las medallas, incliné la cabeza, ahí estaba, la cereza del pastel, era mía, completamente mía, me la había ganado a pulso, no solo en esos 42,195 metros sino en los más de 600 kms de entrenamientos, en todas esas horas, lagrimas y gotas de sudor de cada uno de ellos.

Encontramos al equipo #TwitterRunners y #AddcitedRunners, nos tomamos fotos con los que iban llegando, nos abrazábamos, compartimos el mismo orgullo, la misma alegría, las mismas sensaciones.

Inmediatamente después de termianr nos entregaban un pequeño diploma con tu tiempo oficial 3:19:51 Si! Menos de 4 horas en  mi 1er Maratón, el objetivo había sido cumplido, de regreso no pude más, me senté en una banqueta y comencé a llorar, de alegría por su puesto, de satisfacción , de orgullo, de amor, de pasión, ahí, solo ahí pude ver mi foto, mi medalla, mi tiempo y decir MISIÓN CUMPLIDA!

Certificado Maraton Lala Resultados Oficiales Y para cerrar el maratón de ensueño, quede en el segundo lugar de mi categoría 18-24 años, sin duda alguna todo, absolutamente todo había valido la pena, no puedo ni podía pedir más, todo fue tan perfecto.

GRACIAS! A todos los que estuvieron conmigo en estos casi 3 meses de entrenamientos, a Mariano y Matías por ser, por estar, por aguantarme, por acompañarme y ser parte de mis aventuras, por tenerme paciencia y mucho amor.

A mis papás, a mi hermano, a mi abuelo, tíos, primos, amigos por sus porras, ánimos y estar siempre al pendiente, sin duda alguna sin todo eso no habría podido.

Gracias a los que compraron kilómetros e hicieron de ese Maratón, un maratón “Corriendo Por Sonrisas”

A mi coach Fer, por sus conocimientos, regaños y ayuda, sin duda hay que acercarse al que sabe, al que se prepara y conoce, buscar un coach y buscarlo a él sin duda fue la mejor decisión que pude tomar previo al Maratón.

Y a la Fundación EDI, por ser mi patrocinador, por ayudarme a cumplir mi sueño, por apoyar e impulsar a la niñez y juventud de México, con sus diferentes causas, espero poder seguir trabajando de la mano con ellos para fomentar el deporte en los niños, jóvenes y adultos, pero sobre todo para seguir ayudando a la gente que más lo necesita.

MISIÓN CUMPLIDA!

Ahora siguiente parada Maratón Chicago. GRACIAS TOTALES!

Laura.

Permalink 12 comentarios

“Crónica de un entrenamiento NO anunciado”

febrero 11, 2013 at 4:12 pm (correr, General, Mis escritos) (, , , , , , )

Hay veces que debes de saber cuáles son tus límites, donde debes recordar cuáles son tus objetivos, el Lunes  28 de Enero mi amigo Luis (@zanakenobi) me compartió esta frase.

 Un líder debe tener la disciplina para hacer lo que es importante y correcto, en lugar de hacer aquello que es fácil y divertido”.

 Y ahí caí en cuenta que lo que había hecho era una locura, que deje de lado mis objetivos, pero como alguien también me dijo  hay kilómetros que solo se corren con el corazón, y  esos 5kms fuera de mi entrenamiento fueron corridos así, a latidos rápidos, a zancadas largas, a recuerdos gratos, a tristezas desbordadas, en donde solo cabían algunas de las últimas palabras de mi abuela: -Yo voy a correr contigo siempre, correrás con mis piernas y no sé como pero quiero que hagas ese Maratón y yo estaré ahí contigo-. No es fácil, a 20 días de que falleció me gano la emoción…

 Recibida mi doble dosis de regaño, primero de Luis (porque aparte haría larga distancia en cemento) y después de mi coach Fer @FDO0077 entendí que no debo de alterar mi plan de entrenamiento que ya está estructurado a mis tiempos, kilómetros y sobre todo objetivos. Bueno después de lo aprendido y prometiendo que no volverá a pasar les dejo la “Crónica de un entrenamiento no anunciado”

 Como cada Martes el coach me mando mi plan de entrenamiento,  cada semana iba subiendo el kilometraje y tenía muy claro que  a 5 semanas del Maratón Lala se iba a acercar alguna distancia mayor a 20kms y ahí llego… “Domingo 27 de Enero – 27 kilómetros” lo sabía, al leerlo me entro una especie de frío por todo el cuerpo, como de miedo y emoción.

 Nunca había corrido tanto, mi marca eran 22kms así que el miedo estaba justificado, no quería correrlos sola, aunque en verdad disfruto hacerlo, es una momento para mí y de mí,  para disfrutarme y re-conocerme, he encontrado la manera de meditar mientras corro de hecho encontré la manera de disfrutar los kilómetros sin audífonos ni música solo escuchando mi cuerpo y todos los sonidos que emite mi alrededor y eso me llena mucho, me transforma. Pero esos 27kms no los quería correr sola, en verdad les temía mucho.

 Junto con mi amigo Guillermo mejor conocido como @BlackVera ya habíamos quedado de hacer la ruta del ciclotón en el DF, que consta de 32km, (bueno según yo haría los 27 y después tomaría un taxi, cosa que no paso) y el la haría en bicicleta ya que está entrenando para convertirse en triatleta y posteriormente en IronMan. Después vimos que otros amigos corredores de los llamados #TwitterRunneres @TWRMexOFICIAL también harían el ciclotón  así que nos quedamos de ver con ellos  el Domingo a las 8:00am para comenzar con la travesía.

Así comencé mi peregrinar desde Cuautitlán Izcalli se hizo menos pesado gracias a otra corredora y amiga Indra Arena @indraarenaes , ya que ella también iría al ciclotón pero lo haría en bici, así llegue al Ángel de la Independencia mi amigo Black ya me esperaba y juntos fuimos en busca de los TwitterRunners por fin los encontramos y después de unas fotos del recuerdo y una pequeña sesión de calentamiento emprendimos  el viaje a recorrer parte de la ciudad más grande del mundo CORRIENDO.

 IMG_3258[1]

 Paseo de la Reforma una de las avenidas más hermosas e importantes del mundo, Av Juárez, Madero, República del Salvador, Arcos de Belén, Bolívar, Fray Servando Teresa de Mier, Francisco del Paso y Troncoso, Viaducto Río Piedad, Río Churubusco, Río Mixcoac, Av. Patriotismo, Mazatlán, Durango, Valladolid, Londres y Florencia. Fueron las calles de las que nos apoderamos paso a paso, en realidad no los sentí mucho, correr acompañada te aligera la carga; me impacte cuando pasamos por un costado del Palacio de los Deportes y el Foro Sol, he ido asistido en muchas ocasiones a eventos y conciertos en esos lugares, que no creía que mis piernas estuvieran pasando justo por ahí, tan lejos de casa y corriendo. Dejando atrás el Palacio, nos topamos con Av Río Churubusco, ¡qué cosa! Seguramente lo más pesado que he corrido en un entrenamiento, los puentes son una excelente forma de entrenar cuestas, porque ah, como cuestan… Conté 6, ahí todo se hacía más lento bicicletas y corredores bajaban el paso para poder encararlas.

IMG_3265[1]

 La sexta fue la que más me peso, la que me estaba cerrando el ojo para que dejara de correr y aún me faltaban algunos kms para los 27 que supuestamente tenía que hacer pero Armando que corrío junto a mi todo el tiempo y BlackVera con su inseparable bici que nos acompañó todo el recorrido me alentaron para no parar, sentir que las piernas se te quiebran pero el alma te jala, sentir que los músculos se abren, pero corres con el corazón, llegamos a los 27kms y ahí la locura disfrazada de irresponsabilidad me gano.

 Los últimos 5 kilómetros para llegar al punto de inicio (Ángel de la Independencia) no me pesaron en lo absoluto, el terreno ya era completamente plano, lo único complicado y que durante todo el recorrido fue un poco difícil fueron los semáforos y esquivar una que otra bicicleta, no es queja, solo comentario, ya que por razones obvias por algo se llama “ciclotón” y la mayoría de la gente lo recorre en bici y bueno la ruta es en ciudad, en cemento y avenidas, obviamente iba a ver semáforos por todos lados, y es lo más pesado y menos recomendable del mundo, frenar de golpe, o bajar el paso y marcarlo en tu lugar, volver a arrancar para tratar de ganarle a las bicis, seguramente en ese momento mis rodillas me odiaron un poquito.

 IMG_3299[1]

Cuando me detuve, solo voltee la mirada hacia al cielo, alce los brazos y dije “SI PUDE Gracias abuelita” 10kms más y el Maratón es mío, comencé a estirar las piernas y al ponerme en cuclillas las lágrimas no se hicieron esperar, la emoción me desbordo, todos los sentimientos y emociones estaban a flor de piel, sin duda alguna esos 32 kms me sanaron más de lo que me pudieron cansar, fueron reconfortantes y muy importantes en este proceso de sanación y duelo, en este proceso de crecimiento y descubrimiento físico y espiritual y sobre todo son el trampolín perfecto para conquistar mi primer Maratón, el “Maratón Lala” el 3 de Marzo.

 Después de correr por poco más de 3 horas la sensación de cansancio es poca y no se compara con la sensación de orgullo y emoción que cada kilómetro dejo, así llegaron todos los Twitterruners a pies del ángel, con una sonrisa, un abrazo y un ¡Bien Hecho! Cada uno con su propio orgullo al haber concluido ese entrenamiento rumbo a Lala. Y nuevamente la foto del recuerdo, para atestiguar la hazaña.

321459_4900230540309_1007156737_n

“Lo bueno”

La ruta, la bella y maravillosa ciudad, los puestos de hidratación (mención especial y palomita para el Gobierno del DF), ver miles de personas andando en bici, según el periódico el universal fueron más de 30 mil personas, un México moviéndose, eso me gusta y por su puesto compañía antes, durante y después de los 32kms. 

“Lo malo”

No haber hecho caso a mi entrenamiento y hacer la distancia más larga en cemento, de los errores también se aprende y si tienes un coach y gente con experiencia a tu alrededor que te aconseja, al menos tienes que valorar sus consejos y tomarlos en cuenta, te pueden ayudar mucho y prevenir de lesiones y sobre todo de no cumplir tus objetivos.

 

Y bueno para rematar ese día termine turisteando con mi familia en el centro de la ciudad de México sumergiéndonos en las entrañas de una de las civilizaciones más increíbles, majestuosas, indescriptibles, y llenas de mística del mundo, “Los Aztecas” conociendo y reconociendo el gran “Templo Mayor” y su museo lugar clave y maravilloso de la Gran Tenochtitlan, si no han ido tienen que hacerlo, si ya fueron, vuelvan a ir, son de esos lugares que nunca, pero nunca dejan de sorprenderte, maravillarte, inspirarte y sobre todo de llenarte de energía.

IMG_2965[1]

 A mi correr me está cambiando la vida, no sé si para bien o para mal, seguramente es para bien, y segura estoy que cada paso, cada kilómetro y cada gota de sudor me están llevando a ser mejor persona.

 Gracias por leerme.

 Laura.  

Permalink 4 comentarios