Exageradamente Cabral, un Facundo patrimonio de la humanidad.

julio 9, 2015 at 9:37 am (De vivir, Filosofando con los dedos, General, Mis escritos) (, , , , , , )

Hoy se celebra la independencia en Argentina…

…Y hoy también hace 4 años un cobarde y salvaje balazo a quema ropa le arrebato la vida al argentino más libre que conocí en mi vida, porque su magistral libertad no era de la terrenal de esa del cuerpo, su liberad era, es y será de esa por la que todos deberíamos de pelear a capa y espada, la libertad del alma. Por eso es el maestro al que más le aprendí y le sigo aprendiendo dentro del aula de la vida.

Fue un ángel sin escrúpulos, un médico del alma, fue y es tan incalificable, como inevitable, un vagabundo “first class”. No se puede tener una frase, un pensamiento o una canción favorita de él, porque todo lo que de su manos, de su corazón y de su alma salió es y era una tremenda lección de vida. Buen mensajero tuvo el creador.

El día que escuche por primera vez a Facundo terminé siendo rica y feliz y regreso a él cada que me vuelvo presa de mi misma, de mis miedos, cada que me olvido que soy un ser libre de elegir mi destino, mi camino. Escucharlo es un constante despertar y leerlo una iniciación.

Moderadamente Argentino y exageradamente Cabral, así era Facundo. Cuánto se le extraña, cuánto duele. Gracias por todo y por tanto maestro, gracias Facundo, por convertirte en patrimonio de la humanidad.

Honor a quién honor merece. Un vino, una canción y un abrazo hasta el cielo para vos mi querido maestro.

Y a ti mi argentina querida, por ser (tan lejos) tan importante en mi vida. ¡Gracias por todo! Y prometo un día muy pronto pagarte y celebrarte como más me gusta celebrar, corriendo.

Laura.

Permalink Dejar un comentario

Hay un México que no vemos

septiembre 17, 2014 at 1:10 am (De vivir, Filosofando con los dedos, General, Mis escritos) (, , , , , , , , , , )

Tengo la bendita fortuna de tener muchos amigos extranjeros que admiran la belleza infinita de este país y de su gente, tengo un hermano adoptivo que lleva la mitad de su vida viviendo aquí y tiene más fe por este país que unos cuantos, es más compartí 9 años de mi vida con un argentino que se siente más orgulloso y agradecido infinitamente con la vida de haber escogido a México como su segunda casa.

Hay un México que no vemos y que todo aquel que viene de afuera queda maravillado, que hasta cuando lo platican dudo que hablen del mismo país, pero cuando volteo y quito las quejas, los paradigmas y todo aquello que para bien o para mal no esta en mis manos resolver, puedo admirar lo que los otros ven por que no están sumergidos en el juicio que parece automático de un Mexicano por su propio país.

Hay un México que habría que voltear a ver más seguido para llenarnos de orgullo; ese México, el de la comida exquisita y maravillosa, el de los aromas, el de los colores, el de la música que endulza la vida, el del mariachi, el tequila y el mezcal, el de los paisajes pintados por la manos de Dios, el de la gente que no se raja, el de la gente trabajadora, el de la familia, el México que adopta, el que es fuerte, el que sonríe, el que ayuda cuando sus hermanos son afectados por la naturaleza (carajo, por que si lo hacemos ahí, no lo hacemos día a día, con el de a lado), el México que aguanta firme, valiente, pero que también se cansa.

Hay cosas que no están en nuestras manos resolver pero la mayoría sí, todo aquello que tenga que ver con nuestros valores y nuestros principios como la honestidad, la congruencia, el respeto, etc. Todo eso si depende de nosotros, no del gobierno, no del de a lado. Sino de tu actitud y convicción por la vida. Con siquiera saludar cuando sales a la calle o sonreír, tan simple como eso.

Hoy es un buen día como dice Fernando Delgadillo para recordar ese México bueno, para hablar bien de él (De lo malo hablamos siempre, de lo malo nos quejamos siempre, por eso también atraemos todo lo malo, ley de atracción le dicen. ). Por que sí, aunque nos cueste a veces reconocerlo y más en estos tiempos si hay y tiene muchas cosas buenas, simplemente por que aquí hay y vive mucha gente buena, que es la mayoría.

YO si me siento orgullosa de haber nacido aquí, en la misma tierra de mis padres y mis abuelos y me siento más orgullosa de heredarle una nación maravillosa a mi hijo, me siento orgullosa de ser de ese lugar en el que se gestaron culturas increíbles y místicas, de haber nacido en la misma tierra de una Frida Kahlo, de un Diego Rivera, de un Siqueiros, del Huapango de Moncayo, de un Tamayo, de un José Alfredo Jiménez, de un Agustín Lara, de una María Félix, de un Sabines, de un Octavio Paz, de un Monsiváis, y de tanto, tanto mexicano talentoso y que podía pasarme el día entero escribiendo de ellos.

Hoy BENDIGO y festejo a ese México, al bueno, al digno, al de las oportunidades, al que recibe a sus hermanos extranjeros con los brazos abiertos, los abraza y les da cobijo y cientos de oportunidades.

Hoy honro al México libre, pero no de esa de la libertad de la que se habla en la constitución, sino la libertad y libre albedrío que cada uno tiene para ELEGIR lo mejor para si y los suyos, obviamente desde una actitud proactiva y no reactiva y con la única regla de oro, de no hacerle daño a nadie, nunca. O de no joder hablando en criollo.

Festejo al México del amor y los boleros, al de los desamores de esos que canta Chavela Vargas, al México de José Alfredo en donde la vida no vale nada, pero que lo vale todo, al México del boulevard de los sueños rotos donde como bien Sabina dijo hay un tequila por cada duda, al México que canta y no llora, al México lindo y querido que inmortalizara Jorge Negrete y escribiera Chuco Monge, al de la fe inquebrantable a su morenita, al México bondadoso, al entregado, al unido, al que corre y jala para el mismo lado, cuando quiere obvio, pero que lo ha demostrado como en aquel terremoto.

Me siento orgullosa de decir SOY MEXICANA y que un día corriendo allá en el extranjero y con mi bandera en mano, la gente identificara inmediatamente el lugar del que venía y aunque no dijeran mi nombre con solo escuchar el GO MEXICO!, se me enchinaba la piel y el corazón me reventaba de orgullo.

Previo a correr el Maratón Chicago 2013

Previo a correr el Maratón Chicago 2013

FELIZ CUMPLEAÑOS MÉXICO, GRACIAS POR TODO Y PERDÓN POR TODO. Y sí, ¡VIVA MÉXICO CABRONES!

Gracias por dejarme nacer en tu bendita tierra.
Dios te bendiga.

Laura.

Permalink Dejar un comentario